Adosados y complejos de viviendas: ¿realmente convienen?

Se denominan adosados a las propiedades inmobiliarias como casas o departamentos construidos en complejos de viviendas que se ubican habitualmente en las afueras de las ciudades. Son llamativos para muchos, porque ofrecen un menor valor y más metros cuadrados construidos que un piso en el centro, aunque también tienen sus desventajas…

Quizás las dos contras más importantes de esta opción sean la calidad de las construcciones, que habitualmente es menor a la que registran los pisos y casas en la ciudad, y la falta de servicios en el entorno cercano, algo que obliga lógicamente a usar en forma constante el automóvil.

Sin dudas, estas dos condiciones pueden desembocar en gastos extras en un futuro, por ejemplo en cuanto a la movilidad o a la obligación de realizar arreglos en la propiedad. Un tercer punto que también suele truncar la posibilidad de adquirir un inmueble de este tipo por parte de ciertas familias es la estética, ya que este tipo de construcciones suele efectuarse habitualmente con un diseño muy básico y genérico.

Por otro lado, también existen otros beneficios más allá del económico. Por ejemplo, estos adosados o complejos de viviendas suelen ubicarse en zonas rurales o alejadas que cuentan con mejores condiciones medioambientales, menor contaminación sonora y una seductora propuesta de paz y tranquilidad.

Más puntos positivos

Otro punto a favor pueden ser los servicios comunitarios que muchos de estos complejos suelen ofrecer, como por ejemplo guardería para niños, lugares de esparcimiento o infraestructura deportiva, algo que constituye una forma de vida familiar más agradable y placentera que la que puede hallarse muchas veces en los grandes centros urbanos.

Por su parte, aunque los gastos en transporte aumenten debido a la necesidad de viajar hacia el centro para adquirir determinados productos o realizar diferentes gestiones, se ahorrará dinero por otro lado en el garaje, ya que es muy habitual que estos adosados dispongan del espacio necesario para guardar el coche en la misma propiedad.

Al mismo tiempo, podemos mencionar que los gastos de comunidad en este tipo de complejos (que muchas veces poseen viviendas a estrenar) suelen ser menores a los que hay que abonar en un edificio de departamentos ubicado en el área céntrica de una gran ciudad. Otra ventaja a tener en cuenta.

En resumen, podemos decir que existe una larga lista de beneficios pero también desventajas a la hora de pensar en esta opción para obtener nuestra propiedad. Seguramente, la decisión estará ligada a la forma de vida de cada familia, al tipo de trabajo que realicen sus integrantes y a las necesidades que posean de acuerdo a sus edades e intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>