Aumenta la oferta de subrogaciones

Frente al parate en la compraventa de viviendas, las dificultades en el acceso a la financiación, la caída en el valor de las propiedades y la recesión económica en general, muchas entidades financieras se han lanzado a buscar nuevos clientes con propuestas de subrogaciones hipotecarias. Las características de este fenómeno.

Los bancos parecen decididos a ganar clientes que busquen mejorar las condiciones de sus hipotecas. Para ello, reducen los diferenciales que aplican en las hipotecas para seducir a los clientes de otras entidades, aunque por otro lado y en algunos casos estos diferenciales implican una mayor vinculación del cliente con la entidad, mediante la conocida contratación de servicios anexos. Por eso, antes de cambiarse de entidad siempre es vital afinar los números lo máximo posible.

Esta necesidad de los bancos, que al no poder tomar clientes con hipotecas nuevas se han decidido a presentar seductoras ofertas de subrogación hipotecaria, debe ser tomada con mucha cautela por los titulares de hipotecas. Es que en muchas ocasiones podemos salir fuertemente beneficiados, pero en otras no tanto…

En consecuencia, no hay que dejar de leer la letra pequeña y usar la calculadora para saber si la subrogación evidentemente conviene, sin dejarse apabullar por la oferta de diferenciales más económicos sin antes confirmar si los gastos y servicios anexos de la nueva hipoteca no significarán una erogación aún más grande que la anterior.

Algunos ejemplos:

Deutsche Bank ofrece actualmente un diferencial de Euribor + 0,27% a partir del segundo año, con un tipo fijo del 2,99% durante los primeros doce meses. Sin embargo, la Hipoteca Rompedora también incluye la domiciliación de nómina, seguro de vida y de hogar, tarjeta de crédito por no menos de 3.000 euros al año y planes de pensiones o fondos de inversión de 3.000 euros en adelante.

Hipotecambias de Caja España ofrece un diferencial de Euribor + 0,25%, pero además se exige domiciliar nómina o pensión (mínimo 600 euros mensuales) y contratar un plan de pensiones, con un ingreso mínimo anual de 600 euros. De no cumplirse estas condiciones, el diferencial pasa a + 0,75%, con un TAE del 4,284%.

Barclays ofrece un diferencial de Euribor + 0,35%, exigiendo un seguro de vida.

ING ofrece Euribor + 0,75% (TAE 2,92%), siendo necesario domiciliar la nómina en el banco y contratar un seguro de hogar. Sin embargo, cada mes ING devuelve el 2% de los principales recibos y brinda tarjetas de crédito y débito gratuitas para sacar dinero a débito gratis en los cajeros de la red 4B. Todas estas operaciones no registran ningún tipo de comisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>