Cómo ahorrar gastos en una comunidad de propietarios

A través de un uso inteligente de la energía o de una disminución en la temperatura del agua caliente, por ejemplo, es posible reducir los gastos en una comunidad de propietarios. Y esto resulta muy eficaz y útil en un momento de crisis, por lo que aquí van algunos consejos al respecto.

La cuota de comunidad es aquella participación que cada copropietario debe abonar, de acuerdo al tipo de inmueble que posee y otras cuestiones. Según la Ley de Propiedad Horizontal, cada propietario debe participar en “los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización”.

Este pago suele ser bastante importante, y en tiempos en los cuales cada cuenta a pagar es un dolor de cabeza, y todas las familias intentan ajustar el cinturón para llegar a fin de mes, no viene para nada mal tener en cuenta algunas cuestiones que nos permitan ahorrarnos unos pesos en ese concepto.

Por ejemplo, la venta de alguna zona común de la copropiedad no es una mala idea para reducir gastos y hacer frente a las obligaciones comunitarias con los ingresos obtenidos. Además, es muy importante controlar los gastos comunes, y hacer foco en aquellos servicios donde más erogaciones se registren.

La calefacción y el agua caliente, por ejemplo, pueden significar en invierno más del 60% de los gastos comunitarios. Si sabemos esto, será conveniente lograr la mayor eficiencia para así poder ahorrar. Un punto clave es el desajuste entre la calefacción aplicada en pisos bajos y altos, sabiendo que en los últimos es donde debe aplicarse más potencia.

Un aislamiento adecuado es otra cuestión central para reducir gastos comunes en calefacción. Los escapes de calor incrementan entre un 20% y un 40% las necesidades térmicas de las edificaciones, por lo que invertir en un aislamiento de calidad será muy útil en nuestro intento por ahorrar.

En cuanto a la iluminación, habrá que estudiar si el tiempo que pasan prendidas las luces en los espacios comunes es el indicado y necesario, o si por el contrario sería posible reducir ese tiempo y aminorar el gasto en electricidad por ese concepto. Todo será cuestión de obtener la mejor solución entre todos los copropietarios.

Por último, es importante considerar el tema de los jardines, donde en muchas ocasiones se despilfarra agua para riego. Utilizar plantas autóctonas para el jardín de la comunidad, por ejemplo, significará un importante ahorro de agua, ya que estas especies se adaptan mejor al clima de cada sitio, requiriendo en consecuencia menos agua. Otras opciones son el uso de sistemas de riego por goteo o de agua de lluvia acumulada.

5 comentarios en “Cómo ahorrar gastos en una comunidad de propietarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>