Comunidades de vecinos: la alternativa de los soportes publicitarios

Cuando el propósito es lograr ingresos extras para la comunidad de vecinos, porque hay deudas o problemas con las cuentas, una de las posibilidades más contundentes es la colocación de carteles publicitarios, por ejemplo en las azoteas y fachadas de edificios. Vamos a descubrir las principales características de esta opción.

Sobretodo para edificios ubicados en zonas estratégicas y de mucho tránsito, esta alternativa puede significar un importante ingreso extra de dinero. Sin embargo, para poder concretar esta cuestión deben seguirse algunos trámites en el marco de la comunidad de vecinos. ¿Cuáles son los pasos a realizar?.

  • Acuerdo por mayoría: deben votar a favor las tres quintas partes del total de los propietarios y las tres quintas partes de la cuota de participación de la comunidad. Este es un requisito que exige la Ley de Propiedad Horizontal. De lo contrario, será imposible firmar un contrato publicitario.
  • Licencia de instalación: el ayuntamiento correspondiente debe conceder la licencia de instalación. Para ello, el soporte publicitario no debe alterar la estética ni las medidas de evacuación del edificio, además de cumplir con todas las normas de seguridad pertinentes. Es recomendable exigir un seguro a terceros, para cubrirse frente a los daños que el soporte pudiera causar.
  • Duración del contrato: la duración estará directamente relacionada con el acuerdo entre la empresa anunciante y la comunidad de vecinos, aunque la concesión de la licencia municipal es habitualmente por cinco años.
  • Ingresos: deben ser negociados por el presidente de la comunidad de vecinos, figurando en el contrato el período de explotación, las condiciones y los precios. Por ejemplo, por un cartel luminoso o una lona pueden obtenerse entre 10.000 y 30.000 euros mensuales, siempre y cuando estemos hablando de una ubicación céntrica. Estas cantidades deben ingresarse en la cuenta de la comunidad. Se emplean para cubrir gastos comunes, aunque en algunos casos se divide el dinero entre los distintos propietarios del inmueble.
  • Impuestos: los ingresos suplementarios que se obtienen tienen su correlato fiscal, debiendo abonarse IVA y reteniendo IRPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>