Inversión inmobiliaria, distintas opciones

Las inversiones destinadas al sector inmobiliario siempre han seducido a quien posee un capital y quiere lograr un mayor rendimiento del mismo, ya que se han posicionado históricamente como inversiones seguras. Sin embargo, existen distintas opciones que es necesario conocer para poder optar por la que más convenga a cada inversor.

Una de las posibilidades es la compra directa de inmuebles (casas, locales, campos, etc.). En éste caso, los especialistas indican que los mayores beneficios se ven a mediano y largo plazo, sobretodo considerando los costos que insume la compra, que pueden llegar al 10% del valor de la vivienda. El tiempo aproximado para saber que rendimiento se obtiene de una venta es de 10 años, momento en el que podrá analizarse el valor del inmueble al adquirirlo y el que registra en ese entonces. Mientras tanto, los alquileres son una buena opción para obtener ganancias.

Igualmente, este tipo de operación directa también conlleva ciertos riesgos. Los mismos tienen que ver con la evolución del mercado inmobiliario: nadie puede asegurarnos que el valor de las viviendas vaya a incrementarse con el tiempo. En cuanto al alquiler, el riesgo siempre latente es toparse con un inquilino moroso o que maltrate la propiedad.

Teniendo en cuenta que no es tan fácil ni tan rápido transformar en efectivo un inmueble para recuperar el dinero invertido, este tipo de operaciones deben ser convenientemente analizadas y estudiadas, realizándose en la medida de lo posible en el momento indicado y con las condiciones justas. Asimismo, los expertos recomiendan no destinar todo el dinero a invertir en el sector inmobiliario, sino diversificar las inversiones incorporando otros rubros o mercados.

Por otra parte, el camino alternativo es la inversión indirecta en inmuebles. Esto incluye la adquisición de acciones de empresas inmobiliarias o constructoras que cotizan en bolsa. Aquí disminuyen las comisiones y gastos legales, de gestión y de mantenimiento, aumentado a su vez la posibilidad de obtener dinero en efectivo en forma más rápida. En este caso, el riesgo (presente en cualquier tipo de operación financiera) se relaciona con la caída de las acciones compradas en el mercado bursátil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>