Negociar con tiempo la revisión de la hipoteca

De acuerdo a muchos especialistas, la fuerte caída en el Euribor puede llegar a ser un punto favorable para que muchos titulares de hipotecas se decidan a negociar antes de tiempo la revisión de las mismas. Es posible, con una actitud firme, constante y decidida, beneficiarse con la actual coyuntura.

Lo que hay que tener claro en primer término es que no hay que esperar a último momento para negociar la revisión de la hipoteca. De seguir los plazos a rajatabla, las opciones de las que dispondremos serán menores. Es bueno recordar que siempre está la alternativa de la novación o la subrogación.

Es que a pesar del descenso en el indicador, los titulares de hipotecas que han revisado en diciembre no se han visto beneficiados, porque los bancos han aplicado la media del Euribor de dos meses atrás (octubre), dependiendo de las condiciones con las que se haya firmado el contrato. Además, algunas entidades han aplicado incrementos en los diferenciales.

Para beneficiarse desde ahora con la caída del Euribor y no esperar a que los bancos se enteren de las novedades y se dignen a “leer las noticias”, las organizaciones de consumidores aconsejan optar por la novación. Esto significa cambiar las condiciones del préstamo sin retirarse de la entidad actual.

Aunque esta operación insumirá algunos costos, serán mínimos frente a la reducción que se logrará en las cuotas. Sin embargo, es casi seguro que los bancos no aceptarán la novación cuando la misma se solicite. Pero la misma figura en el contrato, por lo tanto si sabemos insistir y nos informamos convenientemente no le quedará otra opción a la entidad financiera que sentarse a negociar…

Si a pesar de esto la novación no se concreta o no nos convencen las alternativas propuestas, habrá que salir a recorrer el mercado para hallar una subrogación hipotecaria que nos permita lograr una disminución en las cuotas. Esto también sirve como presión para el banco, que ante la posibilidad de perder un cliente quizás reconsidere la posibilidad de la novación. De realizarse la subrogación, aunque insume costos elevados, será igualmente conveniente ante la posterior disminución en las cuotas.

En resumen, será imprescindible perder el miedo y reclamar todo aquello que nos pertenece por contrato. Las entidades bancarias suelen poner muchas trabas en el camino, pero si estamos decididos es muy probable que terminemos obteniendo mejores condiciones en nuestra hipoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>