Préstamos hipotecarios por Internet

Elegir y tomar un préstamo hipotecario por Internet es una buena opción para aquellas personas habituadas a trabajar con la red, y que son amigas de analizar cada opción en forma online, seleccionando la más adecuada para sus intereses. Las ventajas de este sistema son muchas, empezando por la comodidad que implica tomar una decisión tan importante sin salir de su casa y sin perder tiempo en trámites o esperas en cada entidad financiera.

Lo importante es saber que los bancos y cajas de ahorro ofrecen un grupo exclusivo de préstamos a los que sólo puede accederse por Internet. A esos hay que apuntar, porque cuentan con interesantes condiciones y las aprobaciones se dan con mucha agilidad. Una vez analizadas las distintas alternativas y elegidos los préstamos a los que vamos a apuntar, es hora de comenzar a llenar los formularios online.

Los pasos

La mayoría de los préstamos hipotecarios por Internet incluyen un formulario que hay contestar desde el ordenador, donde se solicitan los datos personales, la cantidad de ingresos mensuales y/o anuales, los bienes que se poseen, las características de la familia, el tipo de actividad laboral o profesional desarrollada, si la misma se lleva a cabo en relación de dependencia o en forma independiente y otras cuestiones.

Una vez completados esos datos, según la entidad financiera en cuestión se obtendrá un tipo de respuesta. En la actualidad, la mayoría de los sistemas responden inmediatamente, luego de culminar el formulario, si la persona reúne o no los requisitos necesarios para solicitar el préstamo hipotecario y continuar los trámites. En otros casos, se envía una respuesta por correo electrónico a las 48 horas o un promotor de la compañía se pone en contacto con el interesado.

Si todo continúa correctamente, con posterioridad la entidad solicitará el envío de la documentación requerida, generalmente en forma gratuita para el cliente. A continuación, el pedido de la provisión de fondos, el envío de la oferta vinculante exigida por la ley y la firma de las escrituras culminarán el trámite.

Las ventajas

Junto a la mencionada comodidad y a la rapidez del trámite, algunos de los préstamos hipotecarios que se ofrecen exclusivamente por la web registran menores comisiones que aquellos otorgados en cada sucursal bancaria.

Otra de las ventajas es que a través de Internet pueden analizarse con una visión más panorámica e integral un gran número de opciones en corto tiempo, algo que resulta más complejo de efectuar visitando cada entidad financiera, salvo que se disponga de mucho tiempo libre.

Los puntos negativos

Una de las principales desventajas de este canal a la hora de solicitar un préstamo hipotecario es la mayor rigidez en los requerimientos y la imposibilidad de negociar cara a cara. Por ejemplo, un aspirante a préstamos online debe cumplir en forma excluyente con todos los requisitos. En forma personal, en cambio, si falta alguno de ellos es probable que pueda ser subsanado con otro punto más favorable.

Evidentemente, se trata de cosas que pueden convenirse en el contacto directo del cliente con la entidad financiera. Algo similar sucede en el caso de los plazos de financiación. En los préstamos online los períodos son estrictos y no hay forma de solicitar un mayor plazo. Personalmente, en cambio, es posible negociar con la entidad algún tipo de excepción para poder alargar el período de pago.

3 comentarios en “Préstamos hipotecarios por Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>