Archivos de la categoría Consejos

Derecho a tener una Vivienda

Una de las funciones básicas de un Estado Moderno es la de hacer que cada uno de sus ciudadanos pueda acceder a una serie de derechos que aseguren su buen desenvolvimiento en sociedad. Uno de estos derechos es el derecho a contar con una vivienda a la que poder regresar hacia el final de su jornada laboral y poder llamar “hogar”. Pero la vivienda es algo más que un lugar material, es un concepto: permite evitar los sentimientos de naufragio y deriva que tanto mal le hacen a los seres humanos. La vivienda es un centro, un ancla para el hombre moderno.

Y si decimos que el derecho a la vivienda es un derecho que un Estado Moderno debe ocuparse de hacer cumplir, no lo decimos a boca de jarro: el artículo 47 de la Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos así lo establecen. Independientemente de la naturaleza de nuestro lazo con la vivienda (esto es, como dueños de la misma, inquilinos, etc.) o de sus características propias (precio, superficie, etc.), el hombre debe tener su vivienda. Es su derecho.

Cómo acceder a una vivienda

Las formas de acceder a una vivienda y de así poder hacerle justicia a este derecho universal son variadas. Hay quienes cuentan con el poder adquisitivo para acceder directamente a ella, comprarla y ser de esta manera dueños de su propio hogar. Pero esta manera de llegar a la vivienda propia admite algunas variantes: si se cuenta con poco dinero, se puede acceder o incluso constituir una cooperativa.

Por otro lado, existe la opción de la vivienda social. Aquí habrá que estar listo a esperar algún tiempo, puesto que este tipo de iniciativas de los Estados suele tener sus bemoles: entre burocracia y asignación suele pasar un buen trecho de tiempo. Y también es bueno saber que no sólo el Estado Español ofrece este tipo de planes de viviendas, sino que muchas veces son los ayuntamientos y las diferentes comunidades autónomas quienes tratan de ayudar para que este derecho esencial se vea satisfecho.

Por último, también están aquellos que deciden no adquirir su vivienda de alguna de estas maneras y se deciden por alquilar o incluso por alquilar con opción a compra (una buena forma de convencerse antes de dar el gran paso con tu propia casa).

En conclusión, ya sea a través de la compra directa de una casa ya construida o un terreno donde construirla, ya sea a través de las cooperativas o con la ayuda del Estado y las viviendas sociales o a través del alquiler, todo ciudadano tiene derecho a contar con aquello que le da seguridad y a lo que poder denominar “hogar”.

Reformas en el hogar: ¿es hoy un buen momento?

Aunque se podría pensar en primer término que un período de crisis no es el adecuado para encarar reformas en el hogar, mucha gente ha pensado justamente todo lo contrario. Es que aquellas personas que pensaban cambiar de vivienda han hallado en las reformas una salida intermedia, mientras que los obreros de la construcción sin empleo han utilizado estos trabajos como una solución frente al paro.

Continue reading

Cómo saber cuando se aplicará la renovación a nuestra hipoteca

Son conocidas las quejas de los titulares de hipotecas con respecto al atraso en las rebajas en los tipos de interés, ya que en muchas ocasiones el descenso en el Euribor no se ha visto reflejado en las cuotas que se abonan. Pues bien: es necesario tener en cuenta algunas cuestiones para saber cuándo llegarán las buenas noticias…

Continue reading

Comprar viviendas embargadas

En momentos de crisis y de suba en el porcentaje de impagos, muchos titulares se ven en la obligación de vender su propiedad para poder evadir una deuda. Por otro lado, esto puede ser una excelente oportunidad para un comprador, ya que los precios de estas viviendas suelen ser más económicos. Sin embargo, hay que tomar precauciones porque pueden existir algunos riesgos.

Continue reading

Ahorrar mediante depósitos y cuentas bancarias

En tiempos de crisis económica, mucha gente opta por dejar para más adelante el sueño de la casa propia, postergando la posibilidad de tomar una hipoteca o adquirir una vivienda de alguna otra forma. Sin embargo, también es posible superar el mal momento económico y, al mismo tiempo, ahorrar para planes futuros con depósitos bancarios.

Continue reading