Servicios contra los embargos

Las mismas entidades bancarias y cajas de España han lanzado últimamente diferentes servicios dirigidos específicamente al segmento de hipotecados con riesgo de impago, con el propósito de evitar la ejecución de hipotecas. Es que una ejecución no es negocio para las entidades, ante la disminución del valor de las viviendas y las dificultades para vender inmuebles.

Junto a las subrogaciones o las novaciones, o al arreglo que cada particular en problemas pueda hacer con la entidad que le ha otorgado su hipoteca, los bancos y cajas han lanzado productos segmentados para las personas que tengan estos inconvenientes para hacer frente a sus pagos.

Un ejemplo concreto es el BBVA, que ha incluido en su catálogo de productos financieros la Hipoteca Solución, posibilitando una moratoria del 50% en la cuota hipotecaria durante el transcurso de 36 meses. Hasta el momento, esta alternativa ha sido solicitada por alrededor de 11.000 clientes.

Por otro lado, otras entidades buscan adoptar soluciones a medida para cada caso en particular, negociando con el cliente y concretando un plan de pagos para la familia que ha contraído la hipoteca. Caja Duero, Banco Sabadell, Santander y La Caixa son algunas de las entidades que han declarado su decisión de negociar.

En todos los casos, bancos y cajas buscan un equilibrio entre el incremento del costo de la hipoteca y la reducción de la cuota mensual. Vale recordar que al ampliar el período de pago o disminuir la cuota, automáticamente la hipoteca se encarece en su valor final, algo que no puede ser obviado por las familias.

Ya hay algunas cifras concretas. CAM, por ejemplo, comunicó que desde el inicio de la crisis ha modificado las condiciones de 5.000 hipotecas. Por otra parte, Caixa Catalunya ha informado que adquiere viviendas hipotecadas para alquilarlas a sus propietarios, en otro intento por crear un camino de escape a la crisis.

Durante 2008, se produjeron 388.853 cambios en las condiciones de las hipotecas españolas. De los mismos, alrededor de un 80% significaron una renovación de las condiciones de la hipoteca con la misma entidad con la que se contrajo la obligación inicial.

Los especialistas apuntan a un fuerte incremento en la cifra de modificaciones hipotecarias durante 2009. La tendencia de enero de este año parece confirmar estas presunciones, ya que se realizaron 36.057 cambios en las hipotecas, un 10,9% más que en enero de 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>