Hipoteca inversa

Se denomina hipoteca inversa a un instrumento financiero que consiste en aquella operación totalmente contraria al funcionamiento de una hipoteca tradicional. ¿Qué significa esto?.

Concretamente, si en la hipoteca común alguien adquiere una propiedad y la va abonando en cuotas, siendo la misma vivienda la garantía de la deuda, en la hipoteca inversa el titular recibe mes a mes una cuota en parte de pago por su vivienda hasta su fallecimiento, momento hasta el cual además puede residir en ella. Cuando el titular muere, la entidad financiera en cuestión se queda con la propiedad.

Técnicamente se trata de un crédito con garantía inmobiliaria, siendo un negocio que permite convertir un activo inmobiliario en una renta mensual, ingreso que se percibirá desde el momento de suscribir la hipoteca inversa hasta el fallecimiento de la persona. En ese momento, la entidad se queda con la vivienda salvo que los herederos del fallecido asuman el costo del préstamo, para poder retener la propiedad.

La hipoteca inversa es un producto financiero que posee otras variantes similares, como la llamada “hipoteca pensión” o la “vivienda pensión”. Evidentemente, se trata de una medida indicada para personas mayores que, al no contar con los ingresos suficientes para mantenerse, precisan disponer de una renta que les permita hacer frente a sus necesidades básicas y, al mismo tiempo, poder seguir contando con su vivienda.

En España se trata de un negocio todavía incipiente, aunque igualmente ya existen varias ofertas en el mercado. Habitualmente, la edad mínima para contratar una hipoteca inversa es de 70 años (74 en los matrimonios). Posteriormente, para poder establecer la cantidad mensual a percibir, se tendrán en cuenta principalmente dos factores: el valor de la propiedad y la expectativa de vida que se establezca posea el titular.

Un punto muy importante a tener en cuenta es que no existe un modelo específico de hipoteca inversa: las condiciones de la misma estarán relacionadas con el tipo de propiedad, la negociación a entablar entre el propietario y la entidad financiera y otras cuestiones. Por ejemplo, algunas entidades exigen que el valor de la propiedad sea superior a los 200.000 euros, o que la misma se halle ubicada en un gran centro urbano o en una ciudad cercana a las capitales de provincia.

En resumen, como en cualquier otro negocio financiero, la hipoteca inversa deberá realizarse con la suficiente seriedad, estudiando convenientemente el mercado y las diferentes opciones existentes en el mismo, para poder encontrar aquella alternativa más conveniente de acuerdo a las necesidades del propietario.

2 comentarios en “Hipoteca inversa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>